Nuevo puente Virilla cerró sus primeros 6 meses de construcción con un avance del 35%

San José, 9 Oct (Elpaís.cr).- Una vez transcurrido un tercio del plazo de 18 meses para la construcción del nuevo puente Virilla, en la ruta 32, la obra alcanzó un 35% de avance. El proyecto deberá estar listo en un año, en setiembre de 2020. El proyecto, que avanza según el cronograma establecido, se ubica sobre el río Virilla, que sirve de límite natural entre los cantones de Santo Domingo y Tibás. El Ing. Carlos Jiménez, del Consejo Nacional de Vialidad detalló que, actualmente, se trabaja en el colado del concreto de la pila 2, es decir, la que se ubica del lado de Santo Domingo, así como en el alzado de los fustes de la pila 1 y en la construcción de los muros del bastión 1. Asimismo, se trabaja en las excavaciones y en la construcción de los muros del bastión 2. Esta estructura, con una longitud de 285 metros, tendrá 3 carriles de 3,60 metros de ancho, cada uno, con una acera de 1,5 metros, separada de la carretera con barreras de concreto. En la ejecución de la nueva estructura, ubicada contigua al puente actual, se utiliza la técnica de voladizos sucesivos: se inicia con las pilas, y posteriormente se construyen tramos sucesivos del tablero hacia cada lado, manteniendo el equilibrio en la estructura. Esta técnica permite construir puentes de larga distancia entre apoyos, tomando en cuenta la longitud de este nuevo paso. Este puente se sumará al existente de dos carriles, de tal manera que existan dos carriles de tránsito hacia Santo Domingo y tres hacia Tibás. Este proyecto, financiado por el Banco Centroamericano de Integración Económica, tiene un costo de $22.36 millones, equivalente a unos ?13.700 millones.Su ejecución está a cargo de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y la construcción la realiza el Consorcio Virilla 32, compuesto por la empresa nacional MECO y la española Puentes y Calzadas. Visita de vecinos El pasado viernes, 27 de setiembre, se abrió el acceso al proyecto a un grupo de vecinos organizados, tanto de Tibás como de Santo Domingo, lo que forma parte del plan de comunicación y de gestión social, que realiza UNOPS, en el marco de la gestión general del proyecto a su cargo. La iniciativa busca involucrar a líderes y demás personas que habitan cerca del proyecto, mostrándoles los avances e informándoles sobre las técnicas utilizadas, incluidas las acciones  para evitarles molestias, vinculadas al ruido o el polvo, por ejemplo. Al respecto, AlejandroRossi, director de UNOPS en Costa Rica, expresó: ?Una infraestructura con rostro humano inicia desde el diseño mismo de la obra, y se despliega ampliamente durante el proceso constructivo. Esa participación y el diálogo constante con los vecinos y demás actores sociales forman parte de los componentes de la gestión de UNOPS, en acompañamiento al CONAVI y al MOPT, y son los que nos permiten ir más allá de la obra material, dejando valor agregado para las personas, al incluir temas como enfoques de género e inclusividad, empleo para las mujeres, capacitación en temas de acoso callejero y en el manejo de situaciones especiales que interesan a trabajadores de la obra y a vecinos?. Por su parte, Patricia Rodríguez, vecina de Barrio Socorro de Santo Domingo y miembro de la organización Comité de conservación Cuenca del río Virilla, manifestó: ?Estas invitaciones que realizan UNOPS y el MOPT son vitales para profundizar en el sentimiento de pertenencia que tenemos de este proyecto. Si nosotros como líderes estamos informados podemos informar a la comunidad de vecinos. Estamos muy satisfechos de saber que este proyecto contempla la reforestación que ayudará a recuperar el eco sistema de la cuenca del río Virilla?.
Fuente: El Pais