Matrimonio igualitario se consagra en los tribunales de Latinoamérica, no en los congresos

Montevideo, 12 jul (Sputnik).- El matrimonio entre personas del mismo sexo viene ganando terreno en América Latina por la vía judicial, ante la renuencia de los parlamentos que temen enfrentarse a mayorías conservadoras, lamentó el presidente de la organización LGBTI ecuatoriana Fundación Pakta, Christian Paula. «Lamentablemente en Latinoamérica, salvo Uruguay y Argentina, al resto nos ha tocado hacerlo por vía judicial, justamente porque los Estados y los legisladores, los Gobiernos no lo ven como una causa de derechos sino como una causa de votos y de ponerse en contra de las mayorías», dijo Paula a Sputnik. La Corte Constitucional (CC) de Ecuador aprobó el 12 de junio el matrimonio igualitario al pronunciarse ante las demandas interpuestas por las parejas de Xavier Benalcázar-Efraín Soria y Rubén Salazar-Carlos Verdesoto, patrocinadas por la Fundación Pakta. De esta manera Ecuador se suma a otros cinco países de la región: Argentina, Uruguay, Brasil, Colombia y México. «La decisión de la CC ha significado una especial alegría para las poblaciones LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales) no necesariamente porque todos quieran casarse, no necesariamente porque todas las personas sientan que la institución del matrimonio acoge a todos y todas, pero más bien como un tema de igualdad», explicó Paula. Las demandas ante los tribunales comenzaron en 2013; «en 2014 se estancaron por la coyuntura política que no permitió que se procesara ese primer juicio, y se lo retoma en 2018 a través de la Fundación Pakta exigiendo la opinión consultiva 24 de la Corte Interamericana», dijo. La opinión consultiva 24, formulada en 2017 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) a pedido de Costa Rica, establece los derechos de la población LGBTI a la igualdad y no discriminación, a la identidad de género y a la familia, en virtud de lo establecido por la Convención Americana de Derechos Humanos. «El Estado debe reconocer y garantizar todos los derechos que se derivan de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo de conformidad con lo establecido en los artículos 11.2 y 17.1 de la Convención Americana», dijo la Corte IDH. La CC ecuatoriana, a la luz de la opinión consultiva de la Corte IDH, emitió entonces una interpretación del artículo 67 de la Constitución, que se refiere a la figura del matrimonio. Desde el lunes pasado pueden celebrarse en Ecuador bodas entre personas del mismo sexo porque la sentencia fue publicada en el registro oficial. (Sputnik)
Fuente: El Pais