Imprudencia humana aumenta riesgo de ataques de cocodrilos

Alimentar a los cocodrilos, practicar deportes acuáticos cerca de los esteros y de la boca de los ríos y hacer caso omiso de los avisos que anuncian la presencia de reptiles en la zona, son algunas de las conductas humanas que aumentan el riesgo de ataque.
Fuente: Nacion