Imágenes satelitales muestran que Pyongyang amplió una base de misiles de largo alcance

Moscú, 6 dic (Sputnik).- Corea del Norte amplió una importante base de misiles de largo alcance situada en una zona montañosa del interior del país, según nuevas imágenes satelitales obtenidas por la cadena CNN. Las imágenes muestran que la base de misiles Yeongjeo-dong y un sitio cercano, del que no había información antes, han sido modernizados y siguen activos. Investigadores del Instituto Middlebury de Estudios Internacionales, en Monterey, dijeron a la CNN que las imágenes revelan la construcción de una nueva instalación, antes no identificada públicamente, a una distancia de apenas 11 kilómetros de Yeongjeo-dong. “Las imágenes satelitales muestran que la base permanece activa. Además, en el último año, Corea del Norte ha expandido significativamente una instalación cercana que parece ser otra base de misiles”, señala el informe del Instituto Middlebury. El documento añade que no está claro si las dos bases están separadas, o bien la una está supeditada a la otra. Un portavoz del Pentágono declinó comentar la noticia. “Vigilamos muy de cerca a Corea del Norte. Seguimos apoyando el proceso diplomático. No discutiremos asuntos de inteligencia”, dijo a la CNN el teniente coronel Chris Logan. Tampoco el Departamento de Estado de EEUU ofreció comentarios al respecto, alegando que no discute asuntos de inteligencia. El Ministerio de Defensa de Corea del Sur, citando al Estado Mayor Conjunto, admitió que Yeongjeo-ri es una base de misiles y “uno de los sitios importantes de Corea del Norte que está siendo vigilado en cooperación con Estados Unidos”. La noticia trascendió a la prensa varios días después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, aludiera a la posibilidad de celebrar una nueva reunión con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, en enero o febrero de 2019. Los dos dirigentes se dieron cita por primera vez el pasado 12 de junio en Singapur. Aquella cumbre histórica desembocó en la firma de un documento conjunto en el que ambas partes confirmaron su voluntad de establecer nuevas relaciones bilaterales. El dirigente norcoreano reafirmó su compromiso con la desnuclearización total de la península de Corea, mientras que el presidente estadounidense prometió garantías de seguridad a Pyongyang. (Sputnik)
Fuente: El Pais