Fuerza Pública colombiana puede detener a disidentes de FARC rearmados, dice JEP

Bogotá, 18 sep (Sputnik).- La Jurisdicción Especial de Paz (JEP, tribunal de paz) de Colombia informó este miércoles que la Fuerza Pública no está limitada por ese tribunal para perseguir y detener a los excombatientes de FARC que hayan retornado a las armas, luego de que así lo afirmó el ministro de Defensa, Guillermo Botero. «La Fuerza Pública no tiene ninguna limitación para perseguir y capturar a los comparecientes que se hayan rearmado y estén delinquiendo», señaló en un comunicado la magistrada Patricia Linares, presidenta de la JEP. En el texto, Linares destacó que «la investigación y persecución de aquellos comparecientes que en la actualidad estén delinquiendo tiene que ser ejercida por la Fiscalía y la Fuerza Pública, independientemente de que hayan concluido o no los procesos para la exclusión de esas personas de la JEP», ya que «ese es su deber y obligación». El martes, durante un debate de control político en el Congreso de la República sobre la violencia política en el país, Botero aseguró que Léider Johany Noscué Bototo, alias «Mayimbú», estuvo condenado y luego de acogerse a la JEP como excombatiente de FARC fue dejado en libertad, tras lo cual retomó las armas. «Fue una persona a condenada a más de 30 años en el 2014, y en el 2017 se presentó a la JEP, le dieron libertad y volvió a delinquir, y de qué manera», aseguró Botero, según declaraciones difundidas por la emisora local Caracol Radio. Asimismo, advirtió que la Fuerza Pública no puede capturarlo porque aún está cobijado por la JEP, lo cual rechazó Linares este miércoles. «La competencia de la Jurisdicción Especial para la Paz es exclusivamente sobre los delitos cometidos antes del 1 de diciembre de 2016 que estén relacionados con el conflicto armado interno… la investigación de cualquier delito cometido por un compareciente de la JEP después del 1 de diciembre de 2016 es competencia de la Fiscalía General de la Nación», subrayó la magistrada. La JEP fue creada en el marco de los diálogos de paz de La Habana para juzgar a excombatientes de FARC, militares y terceros que financiaron el conflicto armado, por lo que varios de ellos se han acogido a esa jurisdicción. El pasado 13 de septiembre ese tribunal abrió incidente de incumplimiento sobre «Mayimbú», señalado por las autoridades de ser el jefe de una disidencia de las FARC que hace dos semanas asesinó a Karina García, candidata a la Alcaldía de Suárez (Cauca, suroeste) y a cuatro personas más que la acompañaban a bordo de una camioneta. Según la JEP, la determinación se tomó luego de una solicitud que presentó el Ministerio de Defensa para que ‘Mayimbú’ sea expulsado de esa jurisdicción y pierda todos los beneficios que lo cobijan como desmovilizado, y señaló que el rearme es una razón de expulsión de la justicia transicional. En los próximos días el Tribunal Especial de la JEP deberá anunciar si expulsa o no al exFARC de esa jurisdicción. (Sputnik)
Fuente: El Pais