Fiscal General de Colombia renuncia ante decisión de no extraditar a ?Santrich? a EEUU

Bogotá, 15 may (Sputnik).- El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, renunció este miércoles a su cargo, luego de que la Jurisdicción Especial de Paz (JEP, tribunal de paz) anunciara su decisión de no avalar la extradición a Estados Unidos del líder de la antigua guerrilla FARC, Seuxis Paucias Hernández, conocido como ‘Jesús Santrich’. «Este desafío al orden jurídico no puede ser refrendado por el suscrito. Mi conciencia y mi devoción por el Estado de Derecho me lo impiden. Por ello he presentado renuncia irrevocable al cargo de Fiscal General de la Nación», dijo Martínez en una declaración en directo a la prensa difundida por su despacho. Según consideró, la JEP «adoptó una decisión que desafía la evidencia aportada por Estados Unidos» y por la Fiscalía de Colombia, con lo cual «hace trizas la cooperación judicial internacional, desdice de las obligaciones contraídas por Colombia en los tratados internacionales sobre la materia, confronta abiertamente la Constitución política». Asimismo, aseguró que la decisión de la JEP «destruye la muralla que construyó el Acuerdo de Paz entre la reinserción y el narcotráfico, cuya promiscua relación constituye una amenaza para la democracia». Por último, exhortó a los colombianos «a movilizarse con determinación por el restablecimiento de la legalidad y la defensa de la paz, en un marco de justicia especial que exhale confianza para todos los colombianos y no para unos pocos y, particularmente, para todas las víctimas del conflicto». La JEP (tribunal creado en el marco de los diálogos de La Habana para juzgar a militares, excombatientes de FARC y terceros que financiaron el conflicto armado) señaló a través de Twitter que «aplica la garantía de no extradición a Seuxis Paucias Hernández porque las pruebas no permiten evaluar la conducta ni establecer la fecha precisa de su realización». Asimismo, ordenó a la Fiscalía de Colombia disponer la «libertad inmediata» de ‘Santrich’. La decisión de la JEP significa que el exguerrillero deberá cumplir en el país con los compromisos adquiridos tras la firma del Acuerdo Final de Paz, como la reparación de víctimas, la contribución a la verdad y la garantía de no repetición. ‘Santrich’, uno de los negociadores del acuerdo de paz en La Habana entre las FARC y el Gobierno, fue detenido el 9 de abril de 2018 en Bogotá por agentes de la Fiscalía de Colombia en cumplimiento de una orden de captura internacional con fines de extradición, a solicitud del Departamento de Justicia de Estados Unidos. El exguerrillero está acusado de un supuesto acuerdo para exportar diez toneladas de cocaína hacia EEUU por unos quince millones de dólares y que luego se venderían al detalle por hasta 300 millones de dólares en el mercado estadounidense, en hechos ocurridos desde junio de 2017 hasta el pasado mes de abril, es decir, después de la firma del Acuerdo de Paz, por lo que habría incumplido el mismo y por lo que es pedido en extradición. Sin embargo, y como parte del Acuerdo de Paz, ‘Santrich’ no está sujeto a la justicia ordinaria, sino a la justicia transicional de la JEP, que este miércoles emitió su fallo sobre el tema. La decisión de no extraditar a ‘Santrich’ será apelada por la Procuraduría General de la Nación (Ministerio Público), que en un comunicado dijo que considera que el caso debe ser decidido por la Corte Suprema de Justicia. (Sputnik)
Fuente: El Pais