El Parlamento de Cataluña vetará al candidato de Sánchez para presidir el Senado

Madrid, 15 may (Spunitk). ? El Parlamento de Cataluña vetará este jueves la elección como senador del primer secretario del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC), Miquel Iceta, lo que a su vez impedirá su elección como presidente del Senado pese a que el presidente del Gobierno y líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, le había elegido como candidato a ocupar el puesto. «Nuestro no es definitivo», dijo en rueda de prensa Sergi Sabriá, portavoz parlamentario del partido independentista Esquerra Republicana de Cataluña (ERC). Pese a que el PSOE dispone de mayoría absoluta en el Senado para investir a un presidente, Miquel Iceta no se presentó en las elecciones a las Cortes Generales del pasado 28 de abril y no ocupa un asiento en la Cámara Alta, lo que le hace inelegible para el cargo. El plan del PSOE para convertir a Iceta en senador pasaba por que el Parlamento de Cataluña, institución donde es diputado, utilizase su potestad para elegir representantes en el Senado, otorgando al socialista un asiento en la Cámara Alta. Los socialistas contaban con que la cámara catalana no pondría problemas para su nombramiento ya que la designación de Iceta sería para sustituir como senador al expresidente catalán José Montilla, también del PSC. En los parlamentos regionales de España es habitual que, a la hora de sustituir a los senadores por designación autonómica, la sucesión se produzca entre representantes del mismo grupo parlamentario. Sin embargo, este miércoles se constató que el Parlamento de Cataluña no respetará esa cortesía parlamentaria, ya que una mayoría de diputados votará en contra de su designación. En la votación para su designación, prevista para este jueves, se opondrán o se abstendrán tanto los partidos independentistas catalanes (que suman 64 escaños en la cámara) como el Partido Popular o Ciudadanos (que suman 40 escaños). De esta manera, Iceta se queda únicamente con 25 votos positivos (provenientes de su partido y de la rama catalana de Podemos), lo que queda muy lejos de la mayoría simple necesaria. LA APUESTA DE SÁNCHEZ El Senado de España tiene unas funciones legislativas mínimas y subordinadas al Congreso de los Diputados, pero cumple un papel importante en algunos asuntos concernientes a la política territorial. Con la elección de Iceta para presidir el Senado, Sánchez intentó mandar un mensaje de diálogo al independentismo catalán de cara a la próxima legislatura. Iceta es conocido por sus posturas dialogantes hacia el independentismo catalán, lo que por un lado despierta recelos entre las formaciones más unionistas y, al mismo tiempo, no es suficiente para convencer a los soberanistas. Además, los partidos independentistas critican que Sánchez diese por hecho que el Parlamento de Cataluña elegiría a Iceta sin antes consultar con los partidos. «Sánchez no puede tomar una decisión por el Parlament y esperar que lo ratifique sin más», dijo este jueves Sergi Sabriá, portavoz de ERC. Del mismo modo, Albert Batet, portavoz de la coalición independentista Junts Per Catalunya, acusó este jueves a Sánchez de «despreciar» la autonomía del Parlamento de Cataluña. «No se puede despreciar el Parlamento, no se puede escoger desde Madrid a los senadores que escoge el Parlamento», dijo Batet. Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se mostró bastante molesto con la negativa del independentismo catalán a apoyar la designación de Iceta. A su modo de ver, impedir que el líder de los socialistas catalanes pueda ser presidente del Senado «es un veto a la convivencia y al diálogo», según afirmó en un mitin en San Sebastián. RECURSO Miquel Iceta anunció que, en caso de finalmente ser rechazado por el Parlamento de Cataluña en la votación de este jueves, presentará un recurso ante el Tribunal Constitucional. En su opinión, el veto en su contra priva al grupo de los socialistas catalanes de tener representación en el Senado al inicio de la legislatura, lo que supone «una aberración democrática». «Si eso se acaba produciendo [el veto] nuestra intención es llevarlo al Tribunal Constitucional en cuanto entendemos que es una vulneración al derecho a la participación política», dijo este jueves en declaraciones a la prensa. (Sputnik)
Fuente: El Pais