Diálogo secreto entre EEUU y Venezuela sería negativo, dice partido gobernante uruguayo

Montevideo, 19 ago (Sputnik).- Un supuesto diálogo secreto entre EEUU y Venezuela sería negativo para una salida pacífica a la crisis en la nación caribeña, dijo este lunes a Sputnik el presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales del gobernante Frente Amplio (izquierda) de Uruguay, Martín Clavijo. «Nosotros no tenemos noticias de esas posibles reuniones (…) Si es que hubo un diálogo secreto entre EEUU y Venezuela, no es bueno. Nada que se haga por fuera del ámbito de negociación, que pueda perjudicar el proceso de diálogo, es bueno», dijo a esta agencia Clavijo. Según medios estadounidenses, el domingo EEUU inició «conversaciones secretas» con funcionarios del Gobierno venezolano, especialmente el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, quienes estarían intentando «obtener garantías» para no sufrir represalias si es que ceden a las presiones extranjeras para que Nicolás Maduro deje el poder. Clavijo opinó que cualquier diálogo sobre la crisis «tiene que ser entre venezolanos», ya que «son ellos los que tienen que resolver la situación en la que están viviendo». «Ninguna injerencia extranjera tiene que interceder», subrayó. El representante del Frente Amplio reiteró que la postura de esa coalición de izquierda y del Gobierno uruguayo es apostar siempre al «diálogo entre venezolanos». «Hasta ahora, el que ha impulsado el proceso de diálogo, ya sea desde el Grupo de Montevideo o por el Grupo de Contacto, ha sido Uruguay. Estamos apelando a ese esfuerzo; es un proceso que no es fácil, porque existen muchos intereses de por medio, pero es la única salida que nosotros vemos como posible, porque la solución tiene que ser en pos de mejorar la situación del pueblo venezolano», reflexionó. Clavijo consideró que la solución al conflicto «jamás» puede ser impuesta por una potencia extranjera, y señaló que sólo podrá será viable si se construye desde el consentimiento y el consenso del pueblo venezolano. «Independencia, neutralidad e imparcialidad deberán constituir la piedra angular de una salida, para abrir un espacio de diálogo y que se pueda avanzar a partir de gestos de tolerancia política», agregó. Desde 2017, Washington ha aplicado sanciones a funcionarios de Caracas y a su principal industria Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa). El pasado 5 de agosto, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva en la que congela todos los bienes de Venezuela en EEUU y prohíbe que cualquier empresa e individuo utilice el sistema financiero estadounidense para realizar transacciones con Caracas. Trump ofreció a sus asesores estudiar la imposición de un bloqueo marítimo total a Venezuela, según informan este lunes medios estadounidenses. Clavijo dijo a Sputnik que las últimas sanciones impuestas por EEUU han estado «presionado y entorpeciendo» el proceso de diálogo, «agudizando el conflicto» y afectando la vida cotidiana de la población, porque agrava la falta de medicamentos y alimentos. «Aspiramos que el diálogo se reinicie. Aspiramos que haya una salida pacífica, garantista, acordada, que sea elegida por el pueblo venezolano y no por agentes extranjeros», agregó. Maduro ha denunciado que las medidas de EEUU buscan asfixiar a Venezuela y recrudecer la difícil situación humanitaria. Venezuela vive una crisis política y económica que se intensificó en enero, luego de que el diputado opositor Juan Guaidó, respaldado por Washington, se autoproclamó «presidente encargado» de la nación, algo que la administración de Maduro calificó de intento de golpe de Estado. Guaidó fue reconocido de inmediato por EEUU, a los que se sumaron más de 50 países. Rusia, China, Turquía, Bolivia y otras naciones reconocen a Maduro como el único presidente legítimo de Venezuela. En tanto, México y Uruguay se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis. (Sputnik)
Fuente: El Pais