Defensoría pide a ARESEP echarse para atrás con alzas en tarifas de buses de San Pedro

San José, 8 Nov (Elpaís.cr).- La Defensoría de los Habitantes pidió a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), dejar sin efecto la propuesta de fijación tarifaria que aumentaría en un  40% las tarifas del servicio de autobuses de San José, San Pedro y Curridabat. La solicitud se dio debido a que, según un estudio de la Defensoría, existen inconsistencias e incongruencias que constituyen falta de fundamentación de la propuesta; razón por la cual se opone a la solicitud de aumento. El ente analizó y comparó los estudios tarifarios que respaldan el último aumento ordinario aprobado a la empresa (octubre de 2016), con el que presenta actualmente la Aresep para fijar de oficio las nuevas tarifas, las cuales aumentarían en un 40% respecto a la tarifa vigente (¢290 colones) para un costo al usuario de ¢400 colones. En el 2016 se le fijo a la ruta una tarifa de ¢255 colones; no obstante, la tarifa actual está fijada en ¢290 debido a los ajustes semestrales generales, producto de la aplicación de la metodología tarifaria extraordinaria. De acuerdo con ARESEP, el aumento en la tarifa se debe a dos factores, la reducción en la demanda (número de pasajeros movilizados por mes) y la aplicación de la nueva metodología. Sin embargo, según la Defensoría, con respecto a la reducción en la demanda, la misma cae en un 24% con respecto a la cifra utilizada en el último estudio ordinario del 2016. Este cambio aumenta la tarifa del año 2016 en un 79,3%; sin que la ARESEP justifique por qué se da esta disminución en dos años y, sólo se limita a indicar que los datos son proporcionados por una fuente externa, el Consejo de Transporte Público (CTP). Por estas razones, y para protección del usuario, la Defensoría pidió a la ARESEP ignorar este estudio de demanda del CTP en espera de contar con el protocolo para validación de las estadísticas remitidas por la operadora al Sistema de Información Regulatoria (SIR) o iniciar la contratación de un estudio técnico de cantidad de pasajeros que pueda ser avalado técnicamente por la Autoridad Reguladora. Asimismo, sobre el punto en que la Autoridad Reguladora le reconoció a la empresa en el cálculo tarifario, el valor de unidades más caras que las definidas para la ruta, la Defensoría consideró que se genera un incentivo perverso donde la empresa sustituye las unidades óptimas para la ruta, con menor valor, por unidades Interurbanas, con mayor costo; lo cual eleva innecesariamente la tarifa para el usuario. La Defensoría también recomendó utilizar los instrumentos regulatorios para conducir a la empresa al uso de las unidades o autobuses óptimos establecidos por el CTP. El órgano señaló que si bien se mantiene la misma flota y a la vez se reduce en un 10% el número de carreras, se da un aumento del 26% en la cantidad de choferes por unidad. Observa la Defensoría que, en su estudio, la ARESEP no explica esta inconsistencia y se limita a indicar que el fenómeno se debe a la ?aplicación de la metodología?. También, considera la Defensoría que si el aumento fijado en el 2016 le implicó a la ruta una reducción de su demanda; la tarifa que se pretende podría causar un serio efecto financiero en la empresa. Por otra parte, como la empresa Autotransportes Cesmag S. A. llegó a una negociación extrajudicial con la ARESEP que consistió en que la  Autoridad Reguladora aplicaría de oficio el modelo tarifario con los nuevos datos de volumen de pasajeros suministrado por el CTP, la Defensoría consideró que este tipo de arreglos extrajudiciales no son transparentes y atentan contra los intereses de los usuarios de los servicios públicos, más si el arreglo implica correr el nuevo modelo con datos incongruentes según la técnica, que elevan la tarifa vigente de forma desproporcionada. Por ello, la Defensoría solicitó dejar sin efecto este proceso tarifario y ordenar el archivo del expediente. El monto al que se pretendía subir, ascendía a los 400 colones por viaje.
Fuente: El Pais