Costa Rica anuncia partida de personal diplomático del Gobierno de Nicolás Maduro

San José, 15 abr (Elpaís.cr).- El Gobierno de Costa Rica informó el lunes en un comunicado que el personal diplomático de la embajada de Venezuela abandonó el territorio nacional. “El Ministerio de Relaciones Exteriores confirmó que el personal diplomático del régimen de Nicolás Maduro, que se desempeñaba en la embajada de Venezuela en Costa Rica, ha dejado el territorio nacional”, dice la nota de prensa difundida por el Ministerio de Relaciones Exteriores costarricense. La salida de los funcionarios venezolanos se llevó a cabo al cumplirse el plazo de 60 días otorgado el 15 de febrero por Costa Rica para que abandonaran su territorio, según la nota. El Gobierno costarricense indicó que el ministro consejero venezolano Nabil Mora salió del país el domingo, mientras la segunda secretaria Angélica Ramírez y la agregada diplomática Nelly de la Mata abandonaron Costa Rica un día antes, pero volvieron a ingresar con pasaporte ordinario. El texto agrega que “para todos los efectos, ya no son reconocidos como representantes de Venezuela en Costa Rica, y por tanto, no gozan de inmunidades y privilegios”. Costa Rica es uno de los 50 países que este año desconocieron al Gobierno de Nicolás Maduro y decidieron reconocer al líder opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente encargado, como el mandatario legítimo de Venezuela. A partir de ese momento, Guaidó comenzó a nombrar enviados diplomáticos a los países que lo reconocieron. El pasado 20 de febrero una delegación nombrada por Guaidó ingresó a la sede diplomática venezolana en Costa Rica sin respetar el plazo de 60 días que había dado el Gobierno de Carlos Alvarado para la salida del personal diplomático de Venezuela hasta ese momento acreditado. Esa acción fue deplorada por el propio Gobierno de Costa Rica, al considerar que lesionaba las normas diplomáticas y el derecho internacional. El 5 de enero, el diputado Guaidó fue elegido presidente del parlamento en desacato desde 2016, pero el 21 de ese mes el Tribunal Supremo anuló la designación. Sin embargo, el 23 de enero, Guaidó se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de “usurpación del cargo”, como alegó. El presidente Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a Estados Unidos de haberlo orquestado. Guaidó fue reconocido como presidente interino por una cincuentena de países, mientras que Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros, mantienen el apoyo al Gobierno de Maduro.
Fuente: El Pais