Combatientes kurdo-sirios en frontera con Turquía. Redes

Bogotá, 9 oct (Sputnik).- La Jurisdicción Especial de Paz (JEP), tribunal de justicia transicional de Colombia, celebra este miércoles el segundo día de audiencias en la ciudad de Medellín (noroeste) para investigar el paradero de unas 600 personas desaparecidas en la zona de influencia del polémico proyecto hidroeléctrico Hidroituango en el marco de un conflicto armado de más de medio siglo. «Esta audiencia pretende establecer un diálogo que permita ampliar la información e insumos necesarios para determinar si se dictan medidas cautelares (actuaciones judiciales) en lugares en los que se presume habría cuerpos de personas dadas por desaparecidas y que se ubican en municipios de influencia de Hidroituango», señaló la JEP en un comunicado. Cerca de 600 desaparecidos se encuentran en la zona de influencia de la hidroeléctrica, la mayoría víctimas de grupos paramilitares de extrema derecha y de la guerrilla izquierdista, según el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice), que asiste a la audiencia. Se estima que 287 restos estarían en el municipio de Ituango, 236 en Puerto Valdivia, 65 en Peque, 54 en Briceño, 24 en Sabanalarga y 22 en Toledo. ?#Gráfico: Evolución de las desapariciones y masacres en la zona de influencia de Hidroituango.??https://t.co/HheBq0vH8e#VerdadParaLaPaz#AudienciaJEPHidroituango pic.twitter.com/Gm8kba1alK ? Jurisdicción Especial para la Paz (@JEP_Colombia) 9 de octubre de 2019 La Sección de Primera Instancia para Casos de Ausencia de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la JEP requiere precisar el universo de víctimas de desaparición forzada, ubicar lugares formales e informales de inhumación de personas dadas por desaparecidas y determinar el número de cuerpos exhumados, identificados o no. El 29 de agosto de 2018 el Movice y siete familiares de desaparecidos solicitaron a la JEP medidas cautelares sobre 16 lugares en toda Colombia -incluida la zona de influencia de Hidroituango- en los cuales «se presume existen personas inhumadas dadas por desaparecidas en el marco y con ocasión del conflicto armado». La audiencia también incluye a los ejecutivos de Hidroituango, ya que en el proceso de construcción del embalse se exhumaron 349 cuerpos que fueron sepultados en otras partes, lo que llevó a que solo 25 de ellos hayan sido identificados. Durante años los campesinos de la región denunciaron la existencia de fosas comunes en las zonas donde se construyó Hidroituango, proyecto al que también responsabilizan por la muerte de varios líderes sociales que se oponían a la construcción del embalse. Los procedimientos que empleó Hidroituango para remover los cuerpos, autorizados por la Fiscalía General fueron mal elaborados, ya que nunca se indagó si los restos eran de personas desaparecidas, según los magistrados de la JEP y delegados de la Procuraduría (Ministerio Público). Las organizaciones sociales pidieron a los magistrados de la JEP que no solo tengan en cuenta los 12 municipios que según la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales fueron afectados por el proyecto Hidroituango, sino el total de 27 que los movimientos sociales tienen en sus registros. Según las organizaciones, en esos municipios 99,4 por ciento de los casos de desaparición siguen impunes, si se tiene en cuenta que hay denuncias de 2.675 víctimas de desaparición forzada, mil más que las que registran las autoridades. (Sputnik)
Fuente: El Pais